Los asaltos constantes a una granja cercana a la localidad de Azagra dieron la voz de alarma. Paco Gordo, más conocido en la zona como “Paquete”, propietario de una granja de gallinas denunció ante la policía los asaltos constantes que estaba sufriendo a su granja por parte de varones de mediana edad. “Los jóvenes entraban por la noche y solo se llevaban los huevos de una gallina, el resto ni tocarlos” señaló Paquete.

Las investigaciones policiales llevaron a un descubrimiento insólito: una de las gallinas de la granja ponía huevos tenga. Se trata de huevos de elastómero usados como juguete sexual por algunos varones. Las compañeras de la gallina dijeron que era un poco ligera de cascos y que se le había visto tontear con uno de los pollos usados en despedidas de soltero. Diario de Mordor ha tenido acceso en exclusiva a la imagen del amante de la gallina.

pollo-plastico

Todo comenzó cuando la empresa de juguetes sexuales notó una bajada drástica de sus ventas en la zona de Azagra. Según su directora general Consuelo Divino “era una de las zonas en las que más huevos tenga vendíamos y de repente, de un día para otro nuestras ventas en la zona desaparecieron. Enviábamos hasta Azagra más paquetes que Aliexpress” decía sorprendida.