Antes del partido, el tres en raya que echaron Basket Navarra y Comercial Ulsa Valladolid en Twitter quedó empatado.. casi un augurio de lo que fue el partido horas más tarde…

Una canasta de Henry Wade Chatman en el último segundo tumbó (68-66) a un buen Basket Navarra en la pista del Comercial Ulsa CBC Valladolid. Un amargo final con una derrota cruel para el equipo de Joaquín Prado tras un partido vibrante y muy emocionante en el que al menos los navarros no perdieron el basket-average -ahora igualado- ante un rival directo por los puestos de ‘play-off’. El comienzo fue fantástico para un Basket Navarra que se fue hasta el 0-11 con un buen trabajo defensivo en los primeros compases. Casi cinco minutos estuvo sin inaugurar su marcador un Comercial Ulsa CBC Valladolid sorprendentemente desacertado que no encontraba a hombres clave como Sergio De la Fuente o el propio Chatman. El base estadounidense fue decisivo en la última jugada del partido, pero lo cierto es que pasó desapercibido en una primera mitad en la que los navarros se emplearon bien en defensa.

Un cierto descontrol en los últimos instantes del primer periodo permitió a los de Paco García acercarse con un parcial de 9-2 (del 1-15 al 10-17 con el que concluyeron los primeros diez minutos), y las distancias se recortaron aún más al comienzo del segundo acto con dos triples consecutivos de Pablo Esteban (16-17). El equipo de Joaquín Prado, sin embargo, no tardó en recuperar la compostura para mantenerse por delante liderado por un activo Adrián Fuentes. Un 3+1 del base malagueño, unido a un oportuno acierto de tres de Dylan Poston, colocó el 27-35 al descanso.

Resultó fundamental la superioridad de los navarros en el rebote, faceta en la que destacaron los habituales Manu Vázquez y Víctor Hidalgo. Sufrían los de Valladolid, los más reboteadores de la competición, y eran incapaces de voltear el marcador a pesar de intentarlo en repetidas ocasiones con buenos parciales, sobre todo tras el paso por los vestuarios coincidiendo con la toma de protagonismo de Chatman. Pero del 38-40 se pasó al 41-50, y con 45-52 se cerraba el tercer cuarto. Basket Navarra no bajaba el pistón.

Un 2+1 de Iñaki Narros colocaba el +10 (45-55) en la primera jugada del último periodo. Sin embargo, el Comercial Ulsa CBC Valladolid no tiraba la toalla, y empujado por su pabellón se acercaba peligrosamente (55-59). Comenzó a dar la espalda la suerte a los rojos -vestidos de negro en el Pisuerga- con buenos lanzamientos que no querían entrar, y definitivamente los leoneses se metían en el partido. Tanto que llegó el empate (62-62) a un minuto de la bocina. Y en un nuevo final de infarto, esta vez tocó cruz.

Un 2+1 de Graham-Bell culminaba la remontada local con 28 segundos por delante. Un tiro libre para Narros, otro para Esteban, 66-63 y triple de Poston para empatar (66-66) cuando todo parecía perdido. Y en la última jugada, en el último segundo, llegó el mazazo: canasta de Chatman y derrota de Basket Navarra. Un resultado que premia la perseverancia de los vallisoletanos pero es injusto con los méritos realizados por un conjunto navarro que estuvo por delante en el marcador durante todo el partido y tuvo en sus manos una victoria muy importante.

Nada que reprochar a los #IRRENDIBLES, que lo dieron todo. Toca seguir trabajando para volver a la senda de las victorias ahora que la LEB Plata se acerca a su fin. Basket Navarra tendrá la oportunidad de volver a sumar un triunfo el domingo (12.15 horas), de nuevo fuera de casa, en la pista del Arcos Albacete Basket.

Dejar respuesta