KIA Sakimóvil Basket Navarra pudo certificar su presencia en el próximo play-off de ascenso, pero no lo hizo tras caer derrotado (62-72) ante un Aquimisa Laboratorios Queso Zamorano en racha. El objetivo tendrá que esperar.

El conjunto zamorano sumó su quinta victoria consecutiva al superar a un cuadro navarro muy desacertado que supo reaccionar tras un bache pero no pudo evitar la derrota. En un pabellón Universitario muy poblado, con la afición respondiendo al llamamiento del club y empujando al equipo hasta el final, los visitantes supieron imponerse merced a la enorme confianza con la que cuentan en esta recta final de la competición en la que ya rozan la permanencia.

Tres triples consecutivos, dos de Dylan Poston y otro de Kevin Bleeker, abrieron el partido y otorgaron las primeras ventajas a los de Joaquín Prado. Sin embargo, no tardaron en igualar la contienda los zamoranos para cerrar el primer cuarto con el luminoso apretado (16-14).

Un parcial de 0-10 puso por delante a Aquimisa Laboratorios Queso Zamorano en el segundo cuarto, cuando el partido se enfangó con muchas interrupciones. Las pérdidas de balón lastraban a un KIA Sakimóvil Basket Navarra sin fluidez en la circulación y con problemas para anotar. Así, se llegó al descanso con ventaja para los de Saulo Hernández (28-33).

Con el tercer periodo llegaron los peores minutos de los navarros, coincidiendo con un recital de triples de los forasteros Redpath y Hansen. Hasta el +17 se fueron los zamoranos (32-49), comandados por el eléctrico Niang, un base habilidoso y muy difícil de parar. Pero reaccionaron bien los navarros, quienes con ajustes defensivos y un parcial de 10-2 colocaron el 42-51 al final del cuarto.

bnc-zamora-1-768x511

Continuó apretando KIA Sakimóvil Basket Navarra en el último cuarto, y con acierto desde el perímetro de hombres como Adrián García y Manu Vázquez se disipó casi toda la renta del rival (49-53). Pero hasta ahí llegó el coraje y la casta de un equipo que acabó pagando el cansancio y se vio superado en la recta final, a pesar de intentarlo hasta el final. El equipo más en forma de la categoría supo hacer valer su confianza para imponerse y dejar a los rojos con la miel en los labios.

Queda una jornada para que se termine la fase regular de la LEB Plata. El sábado (20.00 horas), ante un rival directo como el Aceitunas Fragata Morón, los navarros buscarán el premio que se les escapó a la primera oportunidad. Todo en juego en la última fecha: una victoria traerá el play-off.

Dejar respuesta