Victoria de Osasuna, Segunda consecutiva y primera en el Sadar. Se adelantaba el Leganés en el minuto 16 con gol de Siovas, Osasuna se desvirtuaba un poco pero conseguía empatar Sergio León en el 36 para marcharse al descanso con tablas en el marcador.
El segundo gol llegaba en el minuto 60 con un disparo perfecto de Sergio León de nuevo. Osasuna ganaba y gozaba de ocasiones claras, una de torres y dos del killer Sergio León. Aún así seguía la renta mínima en el electrónico y Osasuna jugaba con 10, Sergio León se lesionaba y aunque seguía en el campo hasta el final del partido.

sergioleon2

El Club Atlético Osasuna logró la primera victoria de la temporada en casa ante el Club Deportivo Leganés y encadenó su segundo triunfo consecutivo. Los visitantes se adelantaron en el minuto dieciséis con un gol de Siovas a la salida de un córner. Sin embargo, dos goles de Sergio León dieron la vuelta al luminoso y dejaron los tres puntos en Pamplona. La afición rojilla pudo darse un baño de alegría y despidió al equipo en pie, coreando las canciones que han empujado a los pupilos de Petar Vasiljevic durante todo el encuentro.

Osasuna arrancó el partido siendo el dueño de la posesión y acercándose a la meta defendida por Iago Herrerín. Fran Mérida rozó el gol tras un disparo lejano que se marchó rozando el larguero. Sin embargo, en un saque de esquina, Siovas adelantó al Leganés. Impulsados por el tanto, los visitantes dieron un paso adelante y rozaron el 0-2 en un centro lateral de Diego Rico que se topó con el larguero. En el minuto treinta y cinco, Tito cometió un penalti al derribar a Sergio León dentro del área. El delantero fue el encargado de ejecutar y anotar la pena máxima con un disparo ajustado ante el que Herrerín no pudo hacer nada. Ocho minutos después, Fausto Tienza estuvo a punto de poner el 2-1, pero su cabezazo lo detuvo el guardameta rival.

sergioleon

Una volea que vale tres puntos

Tras la reanudación, los rojillos salieron decididos a por la victoria. A los cinco minutos del segundo acto, Sergio León rozó el gol tras un contraataque precedido de una buena asistencia de Kenan, que luchó por alto un balón largo de Sirigu. Los minutos pasaron y, poco a poco, los navarros se hicieron con el control del partido. En el minuto setenta y uno, Sergio León empaló una fantástica volea desde un lateral del área y puso el 2-1 en el luminoso. Con la ventaja favorable, los rojillos tiraron de casta y, a pesar de que los visitantes se volcaron en busca del empate, amarraron la primera victoria de la temporada en El Sadar, que estalló de alegría cuando el colegiado decretó el final del encuentro. Los rojillos se ubican a diez puntos de la permanencia a falta de siete jornadas por disputarse. Salvarse sería un milagro. Pero si hay un equipo que puede convertirlos en realidad ese es Osasuna.