Osasuna logró imponerse al Huesca por la mínima en un encuentro en el que los de Jagoba Arrasate mostraron gran solidez defensiva. Las dos ocasiones más claras del encuentro fueron favorables a los rojillos. Ambas cayeron en las botas de Xisco y, tras errar un mano a mano, a la segunda no falló y puso el 1-0, que a la postre sería definitivo.

En el primer tiempo, tanto navarros como oscenses intentaron tener el control del esférico, pero ninguno lo logró. Ambos conjuntos trataron de llegar al área rival con peligro aunque las dos defensas estuvieron más acertadas que las delanteras. A través de jugadas de estrategia, Osasuna buscó adelantarse en el luminoso, pero fue el Huesca el que estuvo más cerca de hacerlo. El ‘Cucho’ Hernández regateó a dos rivales y, desde larga distancia, probó suerte con un disparo que obligó a Rubén a realizar una fantástica estirada.

Esa acción de Rubén Martínez evitó el 0-1 en la que fue la ocasión más destacada de un primer tiempo que, tras el parón para que los jugadores se hidratasen, no tuvo nada reseñable. Tras el paso por los vestuarios, los oscenses tuvieron mayor control del juego, aunque los de Jagoba mantuvieron el arreón inicial del equipo que militará en LaLiga Santander en la próxima campaña.

A la hora de partido, Jagoba cambió la cara al equipo, introduciendo nueve cambios. Con las sustituciones, los rojillos tomaron mayor protagonismo en el juego y pronto llegó la primera ocasión para los intereses navarros. Xisco se aprovechó de un balón muerto para quedarse mano a mano ante Werner. Sin embargo, el delantero balear no acertó a anotar, enviando el balón por encima del larguero. Los buenos minutos de Osasuna continuaron y, tras un centro de Kike Barja desde la banda izquierda, llegó el 1-0. El centro del de Noáin lo intentó despejar Semedo, que evitó que Werner se hiciera con el esférico. El balón quedó muerto dentro del área pequeña y Xisco, a placer, lo envió a la red.

osasuna-huesca-victoria

Con la ventaja favorable, los de Jagoba impidieron que el Huesca lograse la igualada en ninguno de sus acercamientos. El conjunto de LaLiga Santander lo intentó en jugada y a balón parado, pero Osasuna mostró una gran fiabilidad en labores defensivas, sumando, así, su segunda victoria consecutiva esta pretemporada. El próximo sábado, 28 de julio, a partir de las 18:00 horas en Bergara, Osasuna se verá las caras con la Real Sociedad en el que será el cuarto partido de esta pretemporada y el segundo ante un rival de Primera División.

Fuente crónica y fotos: Osasauna.es