El Ayuntamiento de Pamplona estrena un tomógrafo. Se trata un aparato que permitirá estimar la salud y resistencia del arbolado municipal.

La tormenta con rachas bruscas de viento de hasta 80 km/hora de la pasada semana coincidió con el estreno, en el Servicio de Inspección de Parques, Jardines y Zonas verdes del Ayuntamiento de Pamplona de un tomógrafo. Es un aparato que “escanea” raíces y troncos y muestra la densidad de la madera, precisamente para prever posibles accidentes ya que los algoritmos matemáticos de su software permiten correlacionar la capacidad de carga del árbol y la intensidad del viento, hallando un coeficiente de seguridad con el que trabajar.

Este es uno de los equipos de análisis y registro que se están adquiriendo en este servicio con los presupuestos de 2018. En este caso el tomógrafo ha costado 15.000 euros y en estos momentos se está realizando la formación del personal y la puesta en marcha del sistema. Esta máquina se pondrá al servicio del seguimiento de los aproximadamente 60.000 árboles de la ciudad por medio de un equipo de inspectores y técnicos. Estos se apoyan en el Sistema de Información Geográfica y la base de datos denominada Arbomap, como herramienta de gestión.

El seguimiento constante del estado del arbolado permite reducir en gran medida el riesgo de accidentes, aunque no lo evita en su totalidad. por lo que es importante tener especial precaución ante eventos climáticos como tormentas o vendavales.