El Ayuntamiento de Pamplona ha presentado esta mañana un novedoso dispositivo gratuito, asociado a la aplicación móvil “AgreStop/EraStop”, que no necesita poner en marcha el móvil para denunciar que se está sufriendo cualquier tipo de agresión o violencia sexista. Con esta experiencia piloto que entrará en funcionamiento en enero, Pamplona se convertirá en una de las primeras ciudades del Estado con el “botón de aviso”, que se facilitará en primer lugar a mujeres incluidas en el Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género (Sistema VioGén), un programa estatal en el que están englobadas mujeres que han sufrido este tipo de violencia.

La concejala delegada de Seguridad Ciudadana y Convivencia, Itziar Gómez, el director del Área, Xabier Ibáñez, y el gerente de MRSystem, Mikel Goñi, han explicado en rueda de prensa los detalles del dispositivo que se asemeja a un llavero con forma de botón. Para ponerlo en marcha, la mujer necesitará llevar el teléfono móvil y haberse descargado la aplicación “AgreStop/EraStop” pero bastará con que apriete el “botón” con una doble pulsación para que el aviso de alarma sea recibido de forma inmediata en Policía Municipal. En todos los casos será voluntario que la mujer lleve el nuevo dispositivo. El coste de la puesta en marcha del sistema es de 5.000 euros.

Mayor rapidez al no tener que buscar el móvil ni desbloquearlo

Lo que se busca es lograr mayor rapidez en la comunicación de la agresión o de la situación de amenaza al no tener que buscar el teléfono, desbloquearlo y conectarse a la aplicación para comunicarse. La aplicación “AgreStop/EraStop” a la que se asocia el nuevo dispositivo permitirá que la mujer sea geolocalizada sin que tenga que hablar ni dar la ubicación espacial en la que se encuentra en ese momento. Policía Municipal visualizará la información detallada de la alerta con los datos suministrados por la persona usuaria al crear la cuenta con lo que sabrá quién está activando la alarma y desde donde. En ese mismo momento se pondrán en marcha los medios necesarios para acudir en auxilio de la víctima.

Este “botón” ha sido testado y cuenta con el visto bueno y el acuerdo de otras entidades que trabajan con las víctimas de violencia sexista como son el Juzgado de Violencia contra la Mujer de la Audiencia Provincial de Navarra, el Instituto Navarro para la Igualdad (INAI) o la Policía Foral. La idea, según ha explicado la responsable de Seguridad Ciudadana, es “evaluar esta experiencia piloto de Pamplona para, en caso de que los resultados sean positivos, extenderla al resto de Navarra”.

Prueba piloto con las mujeres incluidas en el Sistema VioGén

El Ayuntamiento de Pamplona va a adquirir 200 unidades del nuevo dispositivo que permitirá la protección de forma rápida y efectiva de las mujeres frente a la violencia de género. En primer lugar, se ofrecerá de forma gratuita y voluntaria a las 150 mujeres de Pamplona que están incluidas en el Sistema VioGén y que cuentan con una protección policial especial por parte de Policía Municipal. Son mujeres que han sufrido violencia de género o han sido amenazadas y han presentado denuncia de su situación.

También se les ofrecerá a aquellas para las que el Juzgado de Violencia contra la Mujer de la Audiencia Provincial de Navarra lo solicite a Policía Municipal, siempre teniendo en cuenta el permiso favorable de la mujer. En tercer lugar, en una fase temporal posterior, se prevé que puedan solicitar el dispositivo los hijos e hijas de mujeres que han sufrido violencia de género y que se sienten bajo amenaza.

Por último, tras la prueba piloto, el Consistorio pamplonés estudia la posibilidad de entregar el dispositivo a todas las mujeres interesadas. En este caso ya no sería de forma gratuita sino que se establecería una tasa.