Muchos y muy importantes actores, actrices, guionistas, y directores del Hollywood pasaron por Pamplona desde 1924 hasta la década de los 80. Pamplona se convertía en una pequeña ciudad de provincias de un país, muy distante a EEUU, que entraba en el casi recién creado mundo del cine de la mano de Ernest Hemingway. La tercera edición de “Recuperando a Hemingway – Hemingway bidaide” busca de nuevo que Pamplona conozca cuál es su deuda con este periodista, escritor y premio Pulitzer en su imagen de ciudad y proyección internacional, más allá de la afluencia de visitantes durante las fiestas de San Fermín.

La propuesta de este año es un conjunto de actividades que tendrá lugar entre el 30 de noviembre y el 16 de diciembre, en esta ocasión centradas en el mundo del celuloide como el año pasado lo estuvieron en la entrada de Pamplona en las vanguardias artísticas y en el año 2016 en el reflejo de la ciudad en los medios de comunicación internacionales. Todas proyecciones que se obtuvieron de la mano de un Ernest Hemingway, un amante de Pamplona del que, sin embargo, la ciudad ha venido manteniendo una imagen velada.

Una exposición, visitas guiadas -en esta ocasión algunas de ellas teatralizadas-, charlas, proyecciones cinematográficas, encuentros enoliterarios y degustaciones, además de explorar un posible producto gastronómico ligado a Hemingway, constituyen la oferta prevista de actividades. Tratándose de estrellas cinematográficas, en esta edición el ciclo del Ayuntamiento de Pamplona cuenta con la colaboración de Filmoteca de Navarra y Planetario de Pamplona.

“Rodando Hemingway”, muestra en el espacio público

La Plaza del Castillo por tercer año consecutivo acoge una exposición sobre el escritor norteamericano, aunque en esta ocasión, en su versión autor de narraciones que han sido origen de grandes guiones de Hollywood. Hemingway, Pamplona y el cine están conectados. La ciudad fue plató y referente, sus calles acogieron un nutrido manojo de profesionales del séptimo arte, muchos de ellos oscarizados, y esa curiosidad sobre la ciudad, a través del premio Pulitzer, llegó prácticamente hasta los años 80.

En la muestra se recogen algunas fotografías inéditas y se documentan visitas y rodajes, que eran vox populi en los mentideros locales, pero de las que no se habían encontrado pruebas hasta ahora, como un Henry Fonda trabajando como fotógrafo en el vallado del encierro en 1957 o el rodaje de “Patton” en las calles de Pamplona. Hay, asimismo, reproducciones de artículos de prensa de entre 1930 y 2009, carteles, dibujos… Toda esta información se dispone en una “película” de 2×15 metros gracias a la cual los paseantes podrán visualizar el entramado de relaciones que hizo que la ciudad desembarcará en el cine y viceversa.

Por las calles de la ciudad transitaron Orson Welles, Ava Gadner, Deborah Kerr, Gary Cooper, Henry Fonda, Lauren Bacall o Sean Connery. Pero quizá por ser menos conocidos por el gran público, sin tanto revuelo también estuvieron guionistas como Peter Viertel, Arthur Miller o John Dos Passos o productores como Darryl F. Zanuk. Las hemerotecas demuestran que Pamplona “estuvo de moda” en el cine americano, pero incluso la realizadora alemana filo nazi Leni Riefenstalh llegó a rodar en San Fermín en los años 50. Para más información, la muestra, en la que ha colaborado el Archivo Municipal de Pamplona y los Hoteles Tres Reyes y Yoldi, estará disponible hasta el 16 de diciembre para cinéfilos, curiosos y ciudadanos interesados.