El Ayuntamiento de Pamplona comenzará a instalar este verano los cuatro primeros aparcamientos rotatorios y seguros para bicicletas de la ciudad. La Junta de Gobierno Local ha aprobado en su sesión de hoy la selección de la empresa adjudicataria del acuerdo marco para el suministro, gestión y mantenimiento de los aparcamientos de la nueva red, con la que se busca dar solución a las necesidades de los usuarios de bicicleta y fomentar la movilidad sostenible, con aparcamientos cubiertos, dotados de sistema de control de accesos y con video vigilancia interior.

El Ayuntamiento ha previsto en una red de 10 aparcamientos de este tipo en distintos puntos de la ciudad, que pondrá a disposición de la ciudadanía 500 plazas de tipo rotatorio. Este año 2019 se propone comenzar en cuatro localizaciones, que prioricen los puntos atractores de desplazamientos, como son la zona de hospitales, el entorno de la Biblioteca y Filmoteca de Navarra y Conservatorios de Música, la estación de autobuses y los accesos al Casco Antiguo. En 2020, de cara a completar la red, se trabajará en dar cobertura a los desplazamientos ciclistas desde la perspectiva de los barrios.

Para poner en marcha este proyecto, es preciso primero la aprobación de una modificación presupuestaria en un próximo Pleno municipal, que dote de cuantía económica a la nueva red, debido a la prórroga presupuestaria. Tras ello, se celebraría un proceso participativo con colectivos que, a través del Observatorio de la Movilidad, trabajarán en la elección de las localizaciones, de manera que podrían instalarse y ponerse en marcha este verano. De forma conjunta con la nueva red se pondrá en marcha una aplicación móvil para el uso de esta nueva red y de todos los servicios de movilidad municipales.

Prueba piloto y red
Este modelo de aparcamiento que se va a extender en Pamplona se testó en 2017 con la implantación de un proyecto piloto en el paseo Antonio Pérez Goyena, en el entorno de la Biblioteca y Filmoteca de Navarra y el Conservatorio de Música, donde se instaló una estructura con capacidad para 50 bicicletas. Se trató del primer aparcamiento de carácter rotatorio cerrado, video vigilado y con control de accesos de la ciudad. Durante los cuatro primeros meses de funcionamiento, de marzo a junio, el parking fue utilizado por más de 300 personas con una ocupación del 85% entre las 10 y las 19 horas. La media fue de 50 accesos diarios y una duración de 3,5 horas, sin que se produjese ningún tipo de incidente por temas de seguridad o de acceso. Su alto uso, así como las valoraciones positivas recibidas por los usuarios, motivaron la ampliación del aparcamiento dos meses más de los previstos, hasta septiembre. 

Según recogen las prescripciones técnicas, la red estará configurada mediante módulos cerrados y cubiertos, con un sistema de control de accesos y un sistema de video vigilancia interior. Será una red abierta y asequible a toda la ciudadanía, durante las 24 horas del día los 365 días del año, y tendrá carácter rotatorio.

Se prevé el suministro y gestión de un total de 10 módulos de aparcamientos de bicicletas. Cada módulo, en su interior, debe permitir el depósito de, al menos, 50 unidades de bicicletas de adulto. El contrato incluye el suministro y la instalación de los módulos, de los elementos interiores del aparcamiento que permiten el amarre de las bicicletas y mantenimiento de todos los elementos que conforman el sistema, así como la puesta a disposición, gestión y mantenimiento de un sistema de gestión de usuarios y del sistema de accesos, plataforma de pago y sistema de video vigilancia.  

La estructura que conforme el parking deberá permitir su anclaje a las diferentes superficies en las que se pueda instalar (pavimentos continuos y discontinuos). Asimismo, deberá contar con iluminación artificial en horas nocturnas, que se accionará mediante detector de movimiento. La empresa adjudicataria pondrá a disposición de la ciudadanía de un sistema telemático para que los usuarios puedan, en una aplicación móvil y en una página web, darse de alta o de baja en el sistema, comprobar el estado de su factura mensual y ver los usos realizados del servicio. 

El Ayuntamiento de Pamplona establecerá el correspondiente sistema tarifario para el abono del servicio por parte de las personas usuarias. Para fomentar su uso y el carácter rotatorio, se ofertarán tarifas planas mensuales de 2 euros al mes con un límite de 48 horas consecutivas de aparcamiento. Además, con el objetivo de fomentar el uso de la bicicleta, se crearán tarifas especiales para los usuarios y usuarias de los parkings para residentes. 

Esta iniciativa se enmarca en las líneas que marcan tanto el Pacto de Movilidad Sostenible como el Plan de Ciclabilidad, que fomentan el diseño de un nuevo modelo de movilidad basado en la sostenibilidad del sistema, la accesibilidad, seguridad y eficiencia, la garantía de la calidad de vida y del dinamismo económico y, por último, la integración de todos los colectivos y personas. El pacto de Movilidad Sostenible establece entre sus objetivos la promoción y priorización de los transportes no motorizados, siendo el peatonal, el ciclista y el transporte urbano prioritario sobre el resto de medios.