Pamplona está ya preparada para la inminente llegada de los Sanfermines. A partir de este viernes 5 de julio tendrán lugar los habituales cambios y modificaciones en el tráfico para restringir el acceso al Casco Antiguo de la ciudad y se pondrá también en marcha la llamada zona naranja de aparcamiento. La mayor afluencia de peatones y de vehículos durante las fiestas provoca una serie de medidas extraordinarias relativas al aparcamiento y a la circulación de vehículos para paliar en lo posible los problemas derivados de ese aumento del tránsito en la ciudad. 

Desde las 8 horas de este viernes 5 de julio hasta las 14 horas del lunes 15 de julio se restringen los accesos al Casco Antiguo de la ciudad. Se cerrará al tráfico la zona de las Huertas de Santo Domingo, plaza de Santa María la Real y vial de Taconera y Camino del Club Natación. Podrán estacionar los vecinos y vecinas con tarjeta de residente del sector 1, con las limitaciones para entrar y salir derivadas de la celebración de determinados actos festivos como Encierro, Encierrillo, etcétera. El aparcamiento junto a los Corrales del Gas en Rochapea será de uso exclusivo para residentes del Sector 1.

La Policía Municipal establecerá las condiciones y limitaciones que en cada momento considere convenientes para facilitar el desarrollo de las numerosas actividades que durante las fiestas tienen lugar en la vía pública (recorridos de peñas, charangas, bandas, festejos, etc.). Tanto las personas peatones como las personas conductoras de vehículos deberán observar escrupulosamente la normativa de tráfico en su circulación y seguir en todo momento las indicaciones que Policía Municipal pueda dar al respecto.

Además desde el 5 al 14 de julio, ambos inclusive, Pamplona se convierte en zona naranja de estacionamiento regulado.