Navarra retira un lote de atún en aceite de girasol tras una alerta sanitaria por toxina botulínica

El Gobierno de Navarra, siguiendo las indicaciones de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), ha procedido a través de sus servicios de inspección alimentaria del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), a la inmovilización y supervisión de la retirada de un lote de atún en conserva fabricado por la empresa Frinsa del Noroeste y distribuido por los supermercados DIA que causó a principios de agosto un brote de botulismo entre cuatro miembros de una familia en Castilla y León que habían consumido una ensaladilla casera. Tres de ellos ya han sido dados de alta mientras un cuarto permanece hospitalizado. En la Comunidad Foral, una de las nueve comunidades en las que la cadena distribuyó este producto, no se han detectado por el momento intoxicaciones, aunque la red epidemiológica y los distintos niveles de atención sanitaria se mantienen en alerta. Salud Pública, en coordinación con otras autonomías y el Estado, centra ahora sus esfuerzos en realizar un llamamiento a la población que pueda haber adquirido el atún en conserva antes de conocerse la alerta para que no lo consuma y lo devuelva al punto de compra. La cadena DIA, por su parte, ha activado sus sistemas de información y recogida para el cumplimiento de esta alerta. El producto implicado corresponde a una conserva de atún en aceite de girasol formato RO 900, de la marca DIA, con lote 19/154 023 02587 elaborado en Frinsa del Noroeste S.A. con fecha de consumo preferente 31/12/2022.

Alerta coordinada y llamamiento

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) tuvo conocimiento el día 9 de agosto, a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI), de una notificación trasladada por las Autoridades Sanitarias de la Comunidad Autónoma de Castilla y León relativa a un brote de intoxicación alimentaria, provocado por toxina botulínica asociado al consumo de atún en conserva presente en una ensaladilla rusa casera. Con esta información, el mismo día 9, AESAN activó la alerta a nivel nacional y se localizó e inmovilizó de forma preventiva el producto implicado en la investigación epidemiológica sospechoso de ser el causante del brote: conserva de atún en aceite de girasol de la marca DIA. A través del Instituto de Salud Pública y Laboral, Navarra procedió de modo simultáneo a realizar la misma operación preventiva, reforzada ahora -al conocerse el día 29 el positivo de la analítica- con un nuevo proceso de inspección para confirmar la inmovilización y retirada del producto por parte de los supermercados de la cadena.

La totalidad del producto se distribuyó por la plataforma DIA a establecimientos de las comunidades autónomas de Asturias, Castilla y León, Cataluña, Aragón, La Rioja, Murcia, Navarra, Castilla – La Mancha y Valencia, donde se ha procedido a la inmovilización y retirada de los productos afectados. El brote está limitado a cuatro casos, tres de los cuales han sido dados de alta. No hay constancia de más afectados, aunque la red sanitaria navarra se mantiene alerta. Confirmada la retirada del producto contaminado del circuito de comercialización, el departamento de Salud del Gobierno de Navarra insiste en la recomendación del Ministerio de Sanidad y hace un llamamiento a las personas que puedan tener en su domicilio dicho producto comprado anteriormente se abstengan de consumirlo y lo devuelvan al punto de venta. La empresa DÍA se ha comprometido a recuperar el producto implicado que pueda estar en posesión de sus clientes.