Salud publica el nuevo calendario oficial de vacunaciones de adultos

El Departamento de Salud del Gobierno de Navarra ha publicado hoy en el BON el calendario oficial de vacunaciones de adultos que determina las pautas de vacunación por razón de edad, mayores de 60 años, y para personas expuestas a factores de riesgo.

El calendario incluye dosis sistemáticas para mayores de 60 años. Entre estas vacunaciones se incluyen dosis de vacuna antigripal y de tétanos-difteria de carga reducida (Td) como recuerdo a los 65 años de edad en la ciudadanía que tengan documentadas cinco dosis previas de la vacuna y que hayan transcurrido diez años desde la última dosis. Además, se recomienda una dosis de vacuna antineumocócica polisacárida 23 valente (V23V) a las y los mayores de 65 años de edad.

Con respecto a las vacunaciones importantes en personas expuestas a factores de riesgo, se incluyen la vacunación antigripal, en la ciudadanía que presente un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe como aquellas con enfermedades crónicas cardiovasculares, neurológicas, pulmonares, y obesidad mórbida, entre otras.

También, es importante la inmunización frente a la difteria y tos ferina en personal sanitario que trabaje en áreas de pediatría y obstetricia, a las mujeres embarazadas en el tercer trimestre cada embarazo y a todas las personas con trasplantes de órganos sólidos o en espera de ellos, o que padezcan cáncer o hemopatías malignas.

Prevención sobre el sarampión

Además, se recomienda la vacunación para evitar el sarampión, rubéola y parotiditis en las personas nacidas después de 1970. En este sentido y en relación con la alerta declarada ayer por la Organización Mundial de la Salud sobre el auge del sarampión en Europa, desde el ISPLN se recuerda la importancia de completar la vacunación con dos dosis de vacuna triple vírica en las personas que no hayan sufrido estas enfermedades y no hayan sido vacunadas previamente. Estas medidas cobran especial importancia en personas que vayan a viajar a otros países en los que todavía circula el virus del sarampión.

Asimismo, se recuerda la necesidad de consultar con los servicios sanitarios siempre que se sospeche de haber estado en contacto con la enfermedad. Se puede sospechar ante toda persona con fiebre y exantema maculopapular y con, al menos, uno de estos tres síntomas: tos, rinitis/coriza o conjuntivitis. Todo caso sospechoso debe aislarse para evitar nuevos contagios. El periodo de contagio va desde 4 días antes hasta 4 días después del comienzo de la erupción.

En personas vacunadas la enfermedad es posible pero mucho menos frecuente. En estos casos los síntomas suelen ser más leves.

Finalmente, el calendario se completa con las vacunaciones frente a la varicela, enfermedades neumocócica, virus del papiloma humano, hepatitis B, Hérpes, entre otras.