El Ayuntamiento de Pamplona iluminará este lunes la fachada de la Casa Consistorial con los colores azul y verde. El 30 de septiembre se celebra el Día Mundial de la Hipertensión Intracraneal Idiopática, una enfermedad rara (EERR) que afecta a 5 de cada 100.000 personas. Pamplona se solidariza así con quienes la padecen y visibiliza una enfermedad con complicados diagnósticos y tratamientos. La iluminación se encenderá en torno a las 20 horas.

Las personas padecen dicha enfermedad sufren terribles dolores de cabeza, mareos, vértigos, náuseas, problemas cognitivos e, incluso, ceguera. La hipertensión intracraneal idiopática es especialmente grave con los niños y niñas de menor edad, ya que impide su desarrollo intelectual y les también a afecta a nivel cognitivo, por lo que, entre otras consecuencias, pierden clases y cursos por toda la sintomatología propia de la enfermedad, además de las derivaciones de los tratamientos a los que deben someterse.

La Asociación de Enfermos y Familiares de Hipertensión Intracraneal Idiopática (ADEFHIC) está realizando una campaña nacional de sensibilización y visibilidad de esta enfermedad que incluye la iluminación de edificios emblemáticos en varias ciudades españolas. Reivindican recursos para disminuir el tiempo que se tarda en recibir el diagnóstico y apoyo para poder completar estudios como el que se desarrollan el Hospital Clínico Universitario de Valladolid y el Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca sobre variaciones genéticas que podrían desencadenar la enfermedad