Un camionero se quedó este mes de agosto atrapado en el casco viejo de Ablitas al seguir las indicaciones del GPS cuando pretendía salir de la localidad. Agentes de la Policía Foral tuvieron que auxiliarle para poder salir de las calles.

En Buenos días Mordor hemos entrevistado al GPS encargado de guiar al caminero por las carreteras navarras y hemos tenido acceso al momento del accidente.

Durante el periplo por las angostas calles de Ablitas, el camión dañó varios vehículos estacionados, la fachada de tres inmuebles y el toldo de un comercio. Fue necesario desmontar varios elementos de mobiliario urbano para que el camión pudiera maniobrar marcha atrás. Tras facilitar la salida del vehículo del municipio, fue denunciado por no respetar la señalización de prohibición y restricción de paso y ha continuado la marcha.