Las intensas lluvias caídas este verano en la zona de Tafalla y el desbordamiento del río produjeron serios daños en infraestructuras públicas de conectividad y de servicios básicos de la localidad que requierió una actuación inmediata y que, por su magnitud, superó las posibilidades de respuesta ordinaria por tratarse de un hecho catastrófico.

Desde el Ayuntamiento de Tafalla se solicitó en las horas posteriores al Gobierno de Navarra la declaración de hechos de carácter catastrófico, y por lo tanto, zona catastrófica, las inundaciones producidas en el término municipal de la Ciudad de Tafalla.

El alcalde de Tafalla, Jesús Arrizubieta, ha estado esta mañana en Buenos días Mordor para contarnos cómo afrontó Tafalla y sus habitantes esta catástrofe y cómo se ha recuperado la localidad durante este verano.