Siete centros escolares participan este curso en la tercera edición de la iniciativa Huertas Ecológicas Escolares organizada por el Ayuntamiento de Pamplona. El programa se puso en marcha con dos experiencias piloto hace tres cursos, y este año toman parte Amaiur IP, CEIP Rochapea, CEIP Doña Mayor, CEIP García Galdeano, CEIP Mendillorri, Mendigoiti IP y Sanduzelai IP. El Servicio de Educación Ambiental puso en marcha este proyecto teniendo en cuenta las sinergias que se estaban produciendo con la proliferación de huertas urbanas y escolares. 

Este programa tiene como objetivo principal la creación de una huerta de forma colectiva y participada con toda la comunidad educativa que sirva como aula de aprendizajes múltiples y diversos, así como de un espacio en el que disfrutar y compartir experiencias. Participan de manera conjunta familias, profesorado, alumnado y personal del centro. Para ello, el Consistorio pamplonés destina medios humanos, económicos y materiales que facilitan la aplicación curricular de este nuevo recurso educativo.

En lo que se refiere a los recursos humanos, el Servicio de Educación Ambiental está formando al profesorado de los centros participantes, formación que está acreditada por el Departamento de Educación del Gobierno de Navarra. En esta línea, también se ha realizado una coordinación con la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona para ofrecer formación específica sobre el proceso de compostaje de los restos orgánicos. Además, se está haciendo una asistencia técnica en los propios centros de coordinación y apoyo técnico y pedagógico. 

Propuesta didáctica y herramientas para la puesta en marcha

Además, entre los recursos facilitados, se ha entregado una propuesta didáctica que integra diversas actividades relacionadas con la huerta y dirigidas a las etapas de Educación Infantil y Primaria con el fin de facilitar la integración curricular de la huerta en diferentes ámbitos. Además, en coordinación con el Servicio de Zonas Verdes del Ayuntamiento, se han facilitado recursos materiales como tierra, compost, madera triturada, etc. En esta línea, también se está facilitando a los centros recursos económicos para la adquisición de herramientas para la huerta (azadas, regaderas o rastrillos, por ejemplo) y otros útiles necesarios para su puesta en marcha. 

Por su parte, los centros educativos participantes adquieren compromisos como la aprobación en el Consejo Escolar de la voluntad de participar en el programa; la permanencia mínima en el proyecto durante tres cursos; el desarrollo de actividades didácticas que garanticen la integración curricular y la participación de la comunidad educativa en el programa, y la evaluación continua del proyecto, así como una evaluación trimestral conjunta con el Servicio de Educación Ambiental. 

En esta línea y con el fin de intercambiar experiencias, el curso pasado se celebró el I Encuentro de Huertas Escolares de Pamplona, en el que se reunieron profesorado y alumnado de diferentes centros. Está previsto que esas sesiones continúen en primavera de 2020 con el II. Encuentro para seguir recogiendo experiencias y poder impulsar la educación ambiental a través de las huertas escolares. 

Este curso dos de los centros participantes cumplirán su tercera y última edición en el programa, por lo que en primavera volverá a salir la convocatoria pública para acoger a nuevos centros durante el periodo escolar 2020/21. Toda la información sobre el proyecto se puede encontrar en http://educacionambiental.pamplona.es/comunidad-educativa/programa-de-huerta-escolar-ecologico/