A los beneficios que obtenemos al realizar una clase de Yoga ahora podemos sumar los que nos produce el realizar esta actividad aumentando la temperatura. Hay clases desde los 23 hasta loa 38/40 grados. Al sudar eliminamos toxinas, nos ayuda a mejorar la circulación… y todo esto lo conseguimos con esta nueva modalidad de Yoga sobre la que hemos hablado con Diana Cruz responsable de Bimy Hot Yoga Estudio.