El Ayuntamiento de Pamplona dedicará, en el año 2020, 159.143 euros a reformar el skatepark de Antoniutti, después de que la Junta de Gobierno Local haya adjudicado hoy a la empresa Eneas Servicios Integrales S.A. la ejecución de las obras. Esta intervención es parte de las Inversiones Financieramente Sostenibles de 2019, aunque por motivos técnicos y climatológicos y para garantizar la correcta ejecución de los trabajos (sobre todo la adecuada ejecución del hormigón: curado, gunitado y pulido), las obras se difieren a 2020. Tienen como plazo marcado 105 días desde el replanteo.

La idea es renovar por completo las superficies de rodadura, las protecciones metálicas y todos los elementos del skatepark del Parque de Antoniutti, creando dos nuevas rampas denominadas ‘corners’ y modificando otras ya existentes, además de cambiar la pirámide central a la que se le adosarán dos bordillos, uno en la parte superior y otro en la inferior. También se demolerán los muros este y oeste y se levantarán las nuevas áreas de juego.

Durante las obras se actuará en la superficie de todas las curvas mediante picado manual para conseguir una mayor rugosidad y, por tanto, una mejor adherencia. También se colocarán en todo el perímetro del espacio barandillas (de seguridad o de patinaje) y se sustituirán 4 sumideros, por otros de chapa perforada para mejorar la evacuación de aguas pluviales. 

El proyecto de reforma de esta instalación que ocupa 114 m2 y se sitúa entre el I Ensanche, el Casco Antiguo y el barrio de San Juan, fue redactado por el arquitecto Daniel Yábar. Este espacio de deporte urbano (skateboard, bmx, roller o scooter) fue construido hace más de dos décadas usando como material el hormigón. La superficie de sus bañeras, curvas y rampas semienterradas en el terreno han ido acusando el paso del tiempo y el uso, y actualmente presentan agujeros y desprendimientos que pueden propiciar accidentes entre las personas usuarias. Este elemento de ocio deportivo enclavado en el centro de la ciudad se complementa con la pista de patinaje de velocidad que lo circunda (429 metros) que fue totalmente renovada en primavera.

El Ayuntamiento de Pamplona también ha establecido en 730.000 euros el coste inicial de la ejecución de los corredores sostenibles de San Jorge y la Txantrea. Esta mañana la Junta de Gobierno Local ha aprobado la licitación de estas obras de reurbanización estratégica en ambas zonas, en la idea de mejorar el espacio público y revitalizar esos barrios mediante la reordenación de los espacios ciclables, el tránsito peatonal y las zonas vecinales de estancia/convivencia.
 

Inicialmente el presupuesto previsto es de 430.484 euros para las obras de San Jorge y 299.527 euros para las de Txantrea. Ambos importes se licitan como Inversiones Financieramente Sostenibles de 2019 y las obras se iniciarán a lo largo de 2020, con un plazo de ejecución de 110 días desde el acta de replanteo. En los dos casos, los proyectos han sido redactados por el estudio de Arquitectura Leku Estudio, de Barcelona, recogiendo aportaciones vecinales. Se licitarán como procedimientos abiertos sin publicidad comunitaria. El contenido específico se publicará próximamente en el Portal de Contratación de Navarra.
 

En ambos procedimientos los 100 puntos totales del concurso entre las empresas o UTEs participantes se atribuirán en razón de 45 por la oferta económica; 35 por la oferta técnica; 10 por la introducción de cláusulas sociales y 5 por reducción en el plazo de ejecución previsto y por el empleo de criterios medioambientales, respectivamente.
 

Amabilizar las zonas vecinales, con atención a los escolares

El proyecto en San Jorge prevé actuar sobre los 930 metros que tiene la calle Doctor Juaristi y su continuación, la calle José Alfonso, convirtiendo la primera en calle residencial y limitando la velocidad a 20 kilómetros por hora. Por solicitud vecinal el proyecto de reurbanización se ha extendido, además, hasta las inmediaciones del colegio público Sanduzelai I.P. (avenida de San Jorge) mediante la incorporación de un carril bici segregado y por medio de la adaptación del paso de cebra de la avenida de San Jorge, al que se incluye un paso de bicicletas.
 

Con estas actuaciones se incidirá sobre dos ejes. Por un lado, el llamado ‘sistema educativo’, que se centra en el tramo comprendido entre la calle Doctor José María Repáraz y la avenida de Navarra, hasta el colegio Sanduzelai I.P.; es un espacio donde se concentran los dos colegios del barrio, la escuela infantil y el campo de fútbol. El segundo eje de esta reurbanización es el bautizado como ‘sistema comunitario’, que incluye la reordenación del tramo de la calle Doctor Juaristi y Doctor Labayen para convertirlo en una zona más fácil para la coexistencia vecinal.
 

La propuesta municipal, en un segundo momento de intervención, plantea realizar una conexión de enlace, además de generar un ‘sistema verde’ en el entorno a la calle Doctor José Alfonso junto a la zona del parque. Estas dos últimas intervenciones requerirán una licitación nueva.
 

Un espacio público mejor compartido en Txantrea

En Txantrea las actuaciones giran en torno a la calle María Auxiliadora. En el primer tramo de la vía, entre las calles Padre Adoáin e Imárcoain, se actuará reordenando las plazas de aparcamiento en línea del lado norte y creando un carril bici bidireccional segregado para conectar la zona de Alemanes con el centro del barrio. La segunda actuación será generar un espacio peatonal con zonas verdes de pequeño arbolado y equipamientos de convivencia (juegos, bancos, etc.) en el tramo comprendido entre las calles Imárcoain y Cuenca de Pamplona. Este espacio será de circulación de bicicletas y vehículos de residentes a baja velocidad y también se redistribuirán las plazas de aparcamiento en superficie.
 

El tercer espacio de actuación es el entorno de la plaza del Búho (tramo de María Auxiliadora, entre las calles Noáin y San Cristóbal). Habrá un cambio del sentido actual de circulación en la conexión con la calle Noáin y se creará un carril bici bidireccional segregado en la actual franja de aparcamientos al norte de la vía, estacionamientos que se trasladarán a calles adyacentes. En la zona más cercana a la plaza, desde la calle Ororbia hasta la calle Subiza, se generará una nueva zona peatonal con el tráfico restringido a residentes y se crearán tanto pasos ciclistas como zonas verdes de pequeño arbolado.
 

Finalmente, una cuarta actuación, entre la calle Subiza y San Cristóbal, se trasladarán las plazas de aparcamiento del lado norte para darle continuidad al carril bici bidireccional segregado y se creará un nuevo paso de peatones para favorecer el tránsito peatonal. Por último, se prolongará la acera de la calle Aibar.